domingo, 19 de octubre de 2008

"Mi madre me ayudaba en todo lo que hacía"

Billy es un estudiante de 19 años de nuestro centro educativo, ha luchado contra varios obstáculos, y los ha vencido. En el periódico es el colaborador de deportes. Estuvo dispuesto a acceder a una entrevista.

Billy, ¿ La discapacidad que presentas, es un problema de nacimiento?
No, a la edad de 9 años sufrí un desvío visual en el ojo izquierdo; sin embargo, se restauró por sí solo. El día de mi cumpleaños, 22 de Noviembre, perdí la visión en el ojo izquierdo de un momento a otro, dos semanas después perdí la visión del ojo derecho, quedándo ciego. Fui internado en Neoplásica donde me diagnosticaron Tuberculosis Cerebral, después de ello, seguí un tratamiento de aproximadamente 8 meses para evitar la expansión del virus y la eliminación del mismo.


¿Qué actitud tomaste al quedar ciego?


Cuando quedé ciego, tan sólo tenía 10 años. Fue un impacto muy grande y afectó mucho mi estado emocional. En un principio sólo estaba en mi cama pensando ¿Por qué a mí? ¿Cómo podré vivir de aquí en adelante?, fue como empezar de nuevo. Mi madre me ayudaba en todo lo que hacía.


Luego que quedaste ciego, ¿Qué te motivó a seguir adelante?

Las primeras semanas, pensé que la vida se me terminaba, pero al sentir el esfuerzo que mi madre ponía para tratar de mejorarse y me transmitió esas ganas de seguir adelante y no rendirme. Ella fue la que me enseñó que la vida te trae desafíos grandes y sólo de depende de tí superarlos.


¿Cómo te reintegraste a tus actividades habituales?


En un principio me rehabilité en un centro para personas sordo-ciegas, "Hellen Keller", donde aprendí el Sistema Braile, la utilización del bastón y actividades de la vida diaria. Culminé mi rehabilitación, tras dos años de aprendizaje (2002-2003), para integrarme en un colegio regular contando con 14 años de edad.


¿Cómo te reintegraste a un colegio regular?

Antes de quedar ciego estudié en el Colegio de Jesús de Ventanilla. Tras haberme ausentado cuatro años, la directora de este centro educativo aceptó mi reincorporación en el 1º de secundaria (2004). Como mis experiencias anteriores, era un reto más que asumir, debido a que me debía acoplar al grupo de educación regular. Así transcurrí mis años escolares hasta hoy, donde me encuentro en una carpeta en el salón de 5º de Secundaria con mis compañeros de aula, con los que aprendí la unión, la solidaridad y la amistad.







Billy es un ejemplo para todos



¿Qué haces actualmente?

Soy colaborador del área de deportes del periódico "Qispinqa" y mi afición es el fútbol, por lo que edito los partidos de Alianza Lima en braile, actualmente tengo acerca de 150 artículos en braile.

1 comentario:

Marylita Poma Pacheco dijo...

Marco, husmeando entre tus publicaciones pasada me parece ejemplar este chico. Yo, ciega, a los 14 reincorporarme a un colegio regular no podría. Quizá le pasó a Billy: por el ánimo y esperanza familiar me hubiese levantado. Igual me parece todo un logro que resaltar.
Muy bonito que resaltes a un chico que es ejemplo para muchos que contanto con todos los medios físicos no pueden lograr escribir 150 artículos y menos en braile. Muy admirable.